domingo, 26 de marzo de 2017

No pido demasiado

Y ahora miro por la ventana,
el viento agita, no tan leve,
cambia el gris arriba,
diferentes capas de nubes.

No espero demasiado, 
solo que llueva.

No es demasiado, pienso,
que ellas-las gotas- reunidas
se decidan, y ahí abajo, lleguen,
juntas o dispersas.

No pido demasiado, como quieran, 
que lleguen, 
y llueva, que así cambie todo, 
la magia del agua, es amor para mi, 

No parece demasiado, 
este presente mío, todo,
es esa lluvia.

No pido demasiado.

domingo, 19 de marzo de 2017

Obscuro

Me abruma,
me zumba, 
no puedo ni pensar.
Parece una abstinencia,
que me lleva a mejorar mi posición y nitidez.
Me sofoca, para que revele mi luz negra,
ese punto ciego del mundo.
Me provoca, que intime,
me caiga en la tentación,
y me lance al miedo seguro,
sólido.
Quiero hacerlo.
SALTO.
Sufro un desprendimiento violento,
extraordinario.
Pleno todo de belleza.
Ocurre intenso vuelo.
Dolor bello al dejar de ser

miércoles, 15 de marzo de 2017

Siesta

El se acercó al cuerpo caliente en esa siesta de febrero.
Febril.
Un sopor naranja era el paisaje, 
bruma en densidad.
Los cuerpos desdibujándose en el esfuerzo desmedido,
inercia y hondura en el recuerdo provocaban una mortecina exalación.
Tres.
Bocanada vacia y retomar.
Contemplar sin tiempo.
Noche.
Aire azulado ahora.
Soltarse hacia arriba en desprendimiento vital

domingo, 5 de marzo de 2017

Amor

Trémulo de ternura, late desde la humedad del fruto.
El Amor revelado en el silencio,
la presencia exquisita nos atraviesa con fulgor.
sin daño, su brillo sagrado.
Entrega sin precedente, ocurre.
La revelación es luz,
la transparencia nos hace desvanecer.

jueves, 9 de febrero de 2017

Bisagras

Ahi mismo donde podía abrirse,
no había bisagra, así, cada vez que hacia falta, no había. 
Empezó a dudar de la posibilidad de abrir,
y fue estableciendo la naturalidad del encierro.
A lo largo de los años,
mas profundamente verdadero para ella.
Nadie podía abrir.
Nada afuera fue verdad para ella.
Nunca para ella.

Grave.
Genuino dolor.

Los "otros" mirando una vidriera.

Ella cada vez mas lejos.
Hoy rompió todos los encierros, salio a través de las paredes.
dejando su integridad, que nunca fue real.
Hoy rota hasta el infinito.

Nadie ve su fragilidad niña, intacta como ayer.
Nadie la puede coser.
Nunca la ves?
Su alma ya no la habita.
Se perdió.


Nadie supo ponerle bisagras a sus puertas.

lunes, 6 de febrero de 2017

Nueva mirada

Años pasados entre nosotros, sin ninguna perspectiva mas que aquella que supo distanciarnos, descreernos, finalmente en aquello que nos había unido.

Hoy, de pronto, la mirada libre de prejuicios y furias, me devuelve una persona tan valiosa, y noble. Ver quien sos, sin mis millones de expectativas te redibuja en intensidad y respeto.

Y hasta el timbre de tu voz me refiere bienestar y descubrimiento.

domingo, 8 de enero de 2017

lo que llega



Encontró esa herramienta, durante un tiempo no puedo precisar bien que función tendría.
Y un día por la fuerza misma percibió su utilidad, sirvió para cambiar la perspectiva y su naturaleza, en la mano se develo.

~Un lente desde adentro de su mente

domingo, 18 de diciembre de 2016

Petricor


Llueve,
 a pies descalzos voy andando, 
una sensación de plenitud me invade,
y me dejo desbordar, pienso, que profundo este placer.
Me muevo libre, identidad natural,
mujer telúrica, florece en ciclos,
como la madre tierra,
viento fuerte acompaña el agua sagrada.
Movimiento.
Quietud.
Podría en este instante ser semilla.
Lo genuino reverdece en mi.

sábado, 3 de diciembre de 2016

Asecharse

Brillante tarde de sol, caminaba por la orilla del lago, mientras rumiaba mi idea de zambullirme, me resultaba tan tentador, y se veía extraordinariamente luminoso en su hondura.
Me quite la ropa; me animaba y desanimaba como una marea.
Él contraste climático del verano y el agua de deshielo.
De pronto recordé esa palabra, "acecharse" motivarse en extremo, ir, desafiar la rigidez que me condicionaba.

Inhale lentamente, y corrí.
Corrí chapoteando sin pensar, mas.
Tomé envión y me sumergí.
Sentí todo, el frío, la transparencia, el brillo solar ligeramente distorsionado,  el bosque que hacía de marco desde la profundidad, las altas cumbres, y la pequeñez latiendo en mi pecho. 
Casi dejando de sonar, esa vez creí que moría.
Quietud total, cerré los ojos, e hice pie, un impulso desmesurado me llevo a la superficie.
Una bocanada de aire resucitador me conmovió. 
Abrupta felicidad me transformó.
Claramente, hay cosas que hay que animarse a hacer

lunes, 28 de noviembre de 2016

Material

Cuerpo cae,
la tierra lo recibe, 
se ajusta y desajusta,
extraña incomodidad,
no importa,
la respiración hace foco,
manda, sensaciones,
apoyo propio, comunión,
sagrada consciencia de renovación.
material me contiene,
me deja ser,
silencio, noche, 
placer de conocer perfecta esencia.