viernes, 10 de octubre de 2008

Arista


Yendo a verte,

estos sentimientos encontrados,

de saber que tenemos esta arista,

que funciona como bisagra,

vos y yo;

cada uno en sus propios giros,

cada uno en su mundo propio.

Hasta poder amarte.

Hasta poder perderte.

Una emoción pendular.

Frente a ti,

sumergirme en la profundidad de tus ojos

sentir tu intensidad.

Punto exacto de intersección.

en pertenencia mutua.

De tan breve.

De tan intensa.

Que enriquece sin cuestionar.

2 comentarios:

JESUS y ENCARNA dijo...

Ya lo creo, Gabriela, en la arista de la vida elvaiven de las bisagras nos proporciona esas buenas experiencias, lo malo, que les falte el aceite y se queden encalladas.
Besos aceitosos.
Jesus

GINEBRA dijo...

Una mujer enamorada que sabe expresar lo que siente. Me encanta lo que escribes... un beso otoñal.
p.d hoy aquí amaneció con la lluvia copiosa del otoño. Un día oscuro y gris, pero con encanto después del sol de los meses de verano.