lunes, 30 de junio de 2008



Llegas por mí
a un sitio inesperado
tus labios tienen un fin
después de los ensayos.

Te toca actuar
más que actuar
hay más de mí
en un mundo encerrado.
Rompe el cristal, se vivir
y es merodear
entre tantos ojos
leer, deletrear, aquel, real
mensaje entre líneas.
De oirte hablar
de gritarte al oído
de eso habla el relato.
y hay cosas que siempre guardo
...para mi.

Todo es así
cuadros dentro de cuadros
siempre un final sin fin
después de un nuevo ensayo,

Te toca actuar
más que actuar
hay más de mí
en un mundo encerrado.
Rompe el cristal, se vivir
y es merodear
entre tantos ojos
leer, deletrear, aquel, real
mensaje entre líneas.
De oirte hablar
de gritarte al oído
de eso habla el relato.
y hay cosas que siempre guardo
...para mi.



3 comentarios:

Ginebra dijo...

Gabriela, querida, como siempre muy relajante. Puse música en tu reproductor, una canción de Harper preciosa que le acompaña genial a tu texto. Todo un placer.
Besos. Me quedo a escuchar toda la canción entera...

JESUS y ENCARNA dijo...

Buenas tardes Gabriela.
No conocia a este grupo, sin embargo el titulo de la cancion es lo que, a nosotros los pintores nos pasa, por lo menos a mi, siempre veo cuadros dentro de cuadros. La mejor manera de observar una obra.
Saludos calurosisimos, desde Barcelona.
Jesus

Espectadora dijo...

La vida, la lectura, los cuadros, la música están llenos de matices; solo hay que implicarse y empaparse de ellos para nutrir nuestras almas. Es toda una aventura!!
Besicos Gabriela