jueves, 21 de agosto de 2008

Junto a tus pasos

Caminar juntos, suele tener esa delicia.

Encontrarnos domingo por la tarde, y salir a pasear…

Y recorrer las calles de adoquines,

entre las sombras y brillos, que pinta el sol.


Tenés esa virtud de despejarme

Más que la mente, el alma.

En tus ojos profundos y limpios,

me reflejo,

Me siento como una niña,

Libre.


Entonces el tiempo se detiene

y más allá de las tormentas

que la realidad se empeña en traerme,

me sacas airosa, como si pusieras alas,

sobre mi espalda.


Y cualquier palabra está de más,

te conozco.

Y de mi no hay nada que no presientas.

Y en este instante te guardo.


El sonido de tus pasos, tu sonora risa (que amo!)

El perfume del aire que te rodea,

Los gestos de tus manos.

Y al despedirte, todo queda en mi.

Mi fiesta es encontrarte.


Sé que cosas le pertenecen a mi alma.

5 comentarios:

Carlos Becerra dijo...

Gabriela...

Es que hay personas que llenen nuestros sentidos e invaden la coraza de nuestro corazón...no es así ???

Junto a esos seres sentimos el abrigo y la ternura que nuestro interior tanto anhela.

Ojalá tu personaje sea real y encuentres en ese ser toda la riqueza espiritual y humana que seguramente tanto mereces.

Te envío un cariño GIGANTE !!!!

CarlosHugoBecerra.

Gabriela dijo...

Gracias Carlos,y si es real!

Agradezco tu cariño

JESUS y ENCARNA dijo...

Yo te felicito por ese ser que tienes a tu lado y del que su sola presencia provoca en ti esas bellas emociones.
Un beso grande
Encarna

without-unplugged dijo...

Estas son las cosas buenas de la vida! No crees?

Un abrazo.

tequila dijo...

buenas:
un compañero de paseos, sa camino, que conoces y te conoce,con quien compartir silencios... media naranja?
tus palabras desprenden un gran cariño, amor?no sé... pero me gustó
saludos