domingo, 9 de noviembre de 2008




Puede que todas las estrellas brillen con fuerza,
puede que todas las nubes sean blancas,
pero cuando sonríes,
oh, cómo es que me siento tan bien
que apenas puedo esperar
a abrazarte,
a estrecharte entre mis brazos,
nunca es suficiente,
entrégame tu corazón.

Todo mío,
has de ser.

Desde aquel cielo,
el séptimo,
el peligro inicia la pronunciada pendiente,
y unos recuerdos tan tristes,
oh, como esos cielos estrellados,
que caen repentinamente.

No cometas ningún error,
no podrás escapar,
encadenado y atado,
no existe ningún lugar para ocultarse de mí.

Todo mío,
has de ser.

Así que no opongas resistencia,
existiremos
hasta el día,
hasta el día en que yo muera.

Todo mío,
has de ser.

Portishead

4 comentarios:

JESUS y ENCARNA dijo...

Desde el séptimo cielo, que siempre me he preguntado donde está!
Muakatons
Encarna

GINEBRA dijo...

Gabriela cuánto sentimiento encierra este poema. "existiremos hasta el día en que yo muera"... unas palabras muy hondas. Un saludo querida.
Me gustó el vídeo que colgaste.

RAÚL dijo...

ya sabía yo que una canción tan hermosa tenía que contar con una letra preciosa! ILIKEIT!

JESUS y ENCARNA dijo...

Con esa cancion, es imposible que no sea - Todo tuyo.-
Es perfecta.
Saludos.
Jesus