sábado, 15 de noviembre de 2008



A veces sólo parecemos una torre de fragilidad...
Y vamos por ahí tratando de sostenernos,
y nos engañamos creyendo que junto a otros será más fácil.
No es así.
Hay que sostener solo, lo demás es otra cosa.
Amistad, compañía, inclusive Amor.
Pero arrancar es estar sólo.

Ver a otro sin joderlo sin invadirlo sería amarlo realmente.
Y a veces comenzamos a necesitarlo,
y de alguna manera dejamos de amarlo libremente.
Comenzamos a querelo.
Pero es para nosotros que lo hacemos,
traelo más cerca, olerlo, embriagarnos del otro.
Pero de alguna manera
dejamos de amarlo.


Este esfuerzo insostenible, imposible,
consiste hoy, en seguir amándote.
Verte lejos libre.
Divino, como pocos.


Mi entrega es francamente tu libertad.
Mi más profundo amor,
es que vos ames.
Verte.
Gozar tu existencia.

Aunque en mi humanidad mas animal,
te desee a veces mas cerca y casi mío...


4 comentarios:

GINEBRA dijo...

Gabriela, sólo puedo decir que bravooo, bravísimo!!!. Es cierto, el verdadero amor debe ser libre, ir y venir cuando lo desee. En el momento en que tratamos de amarrarlo, domesticarlo, simplemente lo contaminamos. Me ha encantado, más ahora, en estos días en los que he pensado algo parecido a lo que tú has escrito. Muchos besos.

Nacho Hevia dijo...

torres que miran al cielo con sus cimientos bien agarrados a las raíces de la tierra...y seguimos-sigo buscando los contrafuertes que nos sostengan en los brazos de quien tenemos al lado, sin saber que así desequilibramos-desequilibro cualquier edificación dela que formamos-formo parte

feliz fin de semana...

JESUS y ENCARNA dijo...

Esa actitud es tan generosa y lo describes con tanta exactitud que da mucho que pensar... todos, en realidad queremos sentirnos libres.
Molts petonets y bona Lluneta
Encarna

Una versión preciosa de esta canción, tambien el video

JESUS y ENCARNA dijo...

El verdadero amor, pasa por la profunda amistad , el deso, el respeto y la libertad.
Preciosas letras Gabriela.
Besos de un amigo.
Jesus