domingo, 14 de diciembre de 2008





Me gustas cuando callas porque estás como ausente,

y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca.
Parece que los ojos se te hubieran volado
y parece que un beso te cerrara la boca.
.
Como todas las cosas están llenas de mi alma
emerges de las cosas, llena del alma mía.
Mariposa de sueño, te pareces a mi alma,
y te pareces a la palabra melancolía.
.
Me gustas cuando callas y estás como distante.
Y estás como quejándote, mariposa en arrullo.
Y me oyes desde lejos, y mi voz no te alcanza:
Déjame que me calle con el silencio tuyo.
.
Déjame que te hable también con tu silencio
claro como una lámpara, simple como un anillo.
Eres como la noche, callada y constelada.
Tu silencio es de estrella, tan lejano y sencillo.
.
Me gustas cuando callas porque estás como ausente.
Distante y dolorosa como si hubieras muerto.
Una palabra entonces, una sonrisa bastan.
Y estoy alegre, alegre de que no sea cierto.

Pablo Neruda

(simbolos del silencio valioso)

4 comentarios:

JESUS y ENCARNA dijo...

Es tan bello este poema que me emociona totalmente, el chelo precioso tambien...
Besicos Gabriela
Encarna

RAÚL dijo...

...

(comento en silencio)

GINEBRA dijo...

precioso poema de Neruda. cuanta sensibilidad tenía el alma de este poeta. Un beso (en silencio)

without dijo...

Este es mi poema...el primero que me llegó al alma! Lo leí por primera vez cuando tenía unos 12 años y desde entonces, cada vez que leo o escucho las primeras palabras, me emociono!

BESOS Y FELICES FIESTAS!