viernes, 13 de marzo de 2009

Oriente



No hay límites fijos.
El tiempo no se detiene.
Nada perdura.
Nada es definitivo.
No se puede agarrar
el final o el principio.
El que es sabio ve que cerca y lejos
es lo mismo.
No desprecia lo pequeño
ni valoroa lo grande.
Dónde difieren todos los parámetros,
¿Cómo se puede comparar?
Con una mirada,
absorve el pasado y el presente,
sin lástima por el pasado,
ni impaciencia por el presente.
Todo esta en movimiento.
El tiene la experiencia
de la plenitud y el vacío.
No se regocija con el éxito,
ni se lamenta del fracaso.
El juego jamás acaba.
El nacimiento y la muerte estan empatados.
Los términos no son definitivos.

Chuang Tzu, por Thomas Merton.

3 comentarios:

GINEBRA dijo...

Muy bonito y una reflexión filosófica sobre vida y muerte muy acorde... besitos.
P.d. Encarna ha tenido problemas para entrar en tu blog, dijo en un comentario que si tenía tu correo para avisarte, pero yo no he tenido problemas, se visualiza todo, de un verde esperanza y bonito... quizás su navegador es el que está mal. Besitos niña

JESUS y ENCARNA dijo...

Hola Gabriela, por fin pude entrar, no he podido en toda la semana y pensé que tenía algun problema tu página. Luego vuelvo con calma a leerte...
Besicos
Encarna

anitta dijo...

hola preciosa como estas que tal va todo ?
has cambiado el blog , me gusta , yo tampoco podia entrar estos dias pero ya se ha solucionado
un beso grande