lunes, 7 de marzo de 2011

Luminosa grieta


Pareciera que algunos olores o colores abren sutilmente una grieta en esta realidad mía.  Y si tomo coraje me deslizo.
Tu sonrisa es la llave.
Como cerradura, así naturalmente se abre y comienzo a entender, este aire que libera y me permite volar en esta posibilidad de asomarme allí.
En esa fisura,  no soy yo. Desde este conocimiento y presencia, soy otra … una criatura lúcida, alada.  Con la mirada nueva y sin prejuicios. Soñada.
Una sonrisa y un gesto que carece de maldad.  Me gusta ir hacia ahí. Habitar y creer que soy más real.  Y con esos ojos veo mejor.  Veo todo, y la totalidad me contiene, soy natural.
Más lejos, mi densidad me quita vuelo y brillo, no soy agua, ni sol ni pan.
Soy este rígido sólido inmaleable.  Me muevo rápidamente hacia ahí, no dudo porque mi esencia esta en esa grieta de la realidad.  Me salvo a cada instante si me asomo ahí.

4 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Parece que esté Dios tras ella.

Besos.

GINEBRA dijo...

Qué capacidad de evasión, Gabriela!!!! y de inventar lo que una puede ser desde el interior!!!
Estabas inspirada.
Besos

raúl dijo...

una grieta, para acceder al refugio, a una paz única, el abrigo de un mundo distinto, mejor. precioso!

JESUS y ENCARNA dijo...

Las dificultades de la vida no son propicias para saltar a ese lado, no obstante en este escrito encuentro otra llave mas.
Querida Gabriela, ayer estuve con Clariana, una buena amiga y su compañero Jose Costa, pintor paisajista de los clasicos, anduve una horas al otro lado de la realidad, a la noche ciuando llego Encarna, me comento cosas de lo laboral, malos augurios en definitiva, fue el retorno.
Ultimamente pierdo la llave muy frecuentemente.
Besos
Jesus