viernes, 25 de febrero de 2011

Como florecer en tierras ásperas…

Parece mentira, como no dejo de maravillarme por las sorpresas que la vida me da..
La valoración de esos hechos, me permiten tener otra perspectiva con sucesos propios y ajenos. Y de diferente envergadura… La pequeñez de nuestras vidas, la minimización dentro de un sistema voraz, y vuelvo, mejorar nuestros espacios de contacto, ese que es nuestro mundito, no hablo de grandes luchas, pero si quieren también ahí… Un inmenso rompecabezas, para armar sin espinas, sin indiferencia, sin discursos que no se pueden sostener. Un poco mas de valor, y coraje. Y una certera decisión. Ser coherentes con nosotros mismos, ahí frente al espejo a quien le mentís??
Ser amorosos, con nosotros, y desde ese sutil sentir, para alguien más.  En casa, en el trabajo, viajando, tener y dar una mirada distinta.
Y no perder la conexión.
Como si el mundo entero pudiera ser acariciado por estas manos.
Como florecer en tierras ásperas…

7 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Tendría que llover coherencia todos los días.
Falta nos hace.

Besos.

moderato_Dos_josef dijo...

Trato de mantenerme lo más refugiado posible del sistema; y aún así, el sistema me encuentra, acosa y persigue dondequiera que voy. Es terrible y cada vez crea armas para espiar y vulnerar nuestra intimidad; lo único que nos queda...
Un abrazo.

GINEBRA dijo...

Pues sí, los milagros suelen producirse en los territorios más inhóspitos, por eso, entre otras cosas, se les llama milagros...
Yo no pierdo la esperanza, aunque cada día me cuesta más mantenerla...
Besos

raúl dijo...

amar, amarse, hasta florecer. tú sí que sabes gabriela!!

Pepe dijo...

Me gusta que estés de ese lado.
Que bueno que estés ahí.

DANI dijo...

Lo duro a veces puede ser muy fragil. Y si nos "plantamos" sin negociación??

Besos enormes

Jesart - © Jesús González Justo dijo...

Buenos dias querida Gabriela, dudo que haya una sensibilidad notoria y en gral. de las gentes por la vida misma, pues el sistema erroneamente conduce a la masa hacia intereses de otra indole y poco naturales, no obstante si que aprecio todavia, por lo menos en mi entorno, valores de amistad, familiares y ciertos respetos hacia la Natura, otra cosa es vivir para poseer grandes estatus sociales y tradicionales que no permiten la coherencia, si no salvese quien pueda.
Coincido con tu vison, florecer en tierras asperas, requiere estar en harmonia con el rededor.
Besos.
Jesus
P.D. Gracias por tu visita, te deje algunas palabras.