domingo, 26 de junio de 2011

Provocar

Desde tu vuelo, despliegas tus alas, 
tu sombra me cubre
inmensa y poderosa es. 
Tu oscuridad no me da temor.
Me reconozco en ella.
En vuelo denso te elevas,
quien lo vio todo, conoce la crueldad,
quien pario con dolor sus alas,
sin cobardía vuela.
Traes la profundidad del abismo en tus ojos,
la intensidad del fuego en tu abrazo.
Sobre cenizas te recreas, alma en incendio siempre
crepitando aún sobre el hielo,
tu autenticidad es mi arista.
 

7 comentarios:

Pepe dijo...

Las lineas se cruzan y desde la lejanía las alma se enriedan...
Mundo loco, si los hay. El dolor es un motor tan extraño...

TORO SALVAJE dijo...

Parece temible.
Espero que no te lastime.

Besos.

raúl dijo...

para volar bien arriba no hay que tener miedo a las alturas. ni a nada.

GINEBRA dijo...

Jolines, pedazo de poema tuyo, Gabriela!!!! Es verdaderamente bueno. Mi más sincera enhorabuena!
Besos

Sergio dijo...

No hay ave más poderosa, después del olvido, que el Ave Fénix.

Excelente texto.

Ricardo Miñana dijo...

Cuando se siente el dolor la palabra es lo mas hermosa.
un grato placer pasar a leerte.
feliz semana.
un abrazo.

Espérame en Siberia dijo...

¡Un besazo, artista!