domingo, 11 de septiembre de 2011

Natural



Septiembre.
Me gusta el invierno, mucho, sin embargo, estos días previos primavera, me dan esta energía que ya necesito, así como si fuera parte de mi propio jardín.

Entonces hoy, tres de la tarde, me tiro al sol, cierro los ojos, y me dejo estar, quieta, serena sobretodo, una brisa fresca, toca las hojas de los árboles y eso es música, unos pájaros, sonidos sutiles, nada de estridencias.
Ni una palabra.
Un tono anaranjado en mis párpados.
Tibio sol, y el plácido momento sobre la tierra, nada más... nada menos.

Un momento, como cualquier otro, pero justamente por eso, perfecto.

Un lugar en el mundo para mi.

5 comentarios:

Espérame en Siberia dijo...

Qué hermoso son los cambios de estación. Y encontrar tu lugar en el universo.

Todo mi amor para ti :D

TORO SALVAJE dijo...

Ya empezáis a despertar.
Que brotes bien.

Besos.

raúl dijo...

una brisa fresca tocando las hojas de los árboles... eso es música! nosotros estamos agobiados, todavía, por el verano, que no quiere irse. yo quiero otoño ya!!

Pepe dijo...

Nada menos...

DANI dijo...

La fotosíntesis es imprescindible :)

Besazos enormes