jueves, 22 de septiembre de 2011

Percepción emocional

Y así, sin darme cuenta llegué a su abrazo. Tenía la infundada teoría, que sería común, pero, su abrigo, me desarmo...  Y en cuanto sentí su calidez, una fragilidad emergió desde mi profundo ser, ahí donde siempre soy ala y cobijo, fui ser para proteger.  Me dejé rodear por sus brazos, y esta sensación tan deliciosa del abrazo, del encuentro, atemporal.
Cuánto cuesta a  veces bajar la guardia, y dejarse querer...sentir la proximidad total del otro,  desarmados, vulnerables, sensibles, fragantes.   Un único campo de percepción emocional.  Dejarse mimar un poco, en estos días de guerras y desatinos, vienen tan bien los abrazos de amor.


5 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

A mí me cuesta horrores.
Con lo fácil que debería ser...

Besos.

raúl dijo...

me gusta lo de "frangantes". y me gusta ese abrazo summertime. precioso. a veces hay que dejarse mimar, claro que sí.

GINEBRA dijo...

Acurrucarse en los abrazos del ser amado, ovillarse como un gato, no tiene precio.
Un beso y también un abrazo:)

Espérame en Siberia dijo...

Exacto. A veces ya no queremos ver al amor tal y como es, y nos da terror dejarnos querer. Con lo bonito que es.

¡Muchos besos, cariño! Mucha luz para ti :D

Pepe dijo...

Más vale tarde que nunca. Un poco de amor en tiempos de guerra...