lunes, 17 de octubre de 2011

Madre

Enseñarás a volar...pero no volarán tu vuelo.
Enseñarás a soñar...pero no soñarán tus sueños.
Enseñarás a vivir...pero no vivirán tu vida.
Enseñarás a cantar...pero no cantarán tu canción.
Enseñarás a pensar...pero no pensarán como tú.
Pero sabrás que cada vez que ellos vuelen, sueñen, vivan, canten y piensen...
¡Estará en ellos la semilla del camino enseñado y aprendido!

Madre Teresa de Calcuta

6 comentarios:

Espérame en Siberia dijo...

Ay, se me erizó la piel. ¡Qué precioso, guapa!

Muchos cariños desde México para ti.

TORO SALVAJE dijo...

:)

Que bonito.
No lo conocía.

Besos.

raúl dijo...

con buenas semillas sólo pueden salir buenos frutos!

Syd dijo...

Infinidad de bellezas se podrian decir sobre una madre, una verdadera madre, claro.

Palabras insuficientes para pagar un poco de su gigantesco amor :)


Besote Gabriela!

JESUS y ENCARNA dijo...

Buenos dias Gabriela, coincido en el comentario del amigo Raul.
Con Alba, nuestra hija, se confirman esas reglas de vida, aunque algunas nos cueste reconocerlas.
Besos
Jesus

GINEBRA dijo...

Es un pensamiento precioso.Esta mujer era tan grande!!!!
Besos, Gabriela.