martes, 6 de diciembre de 2011

Efìmero

Justo en la punta brillante de esa lanza,
justo ahí estoy.

He llegado casi entera,
pero hoy esta tensiòn,
al lanzarme,
pareciera que va a despedazarme,

Esta ultravibración en mi pecho,
me va desvencijando...
Y en vuelo
 solo ha quedado en mi lugar,
un pequeño resplandor...


3 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Un resplandor como último vestigio?
Bueno, no está mal eh?
Brillas aún cuando no estás.
Eso no puede decirlo todo el mundo.

Besos.

raúl fdz pacheco dijo...

perfecto fondo sonoro con radiohead, es toda una experiencia leer el poema así. "todo está en el sitio correcto"

GINEBRA dijo...

Hay mucha melancolía y romanticismo en estos tus últimos post, Gabriela.
Disfruta mucho, besos