miércoles, 9 de julio de 2008



Cualquier día .

En un extraño estado de vigilia.

Ni se como puedo encontrarme en este estado...

Sin más que estas sensaciones encontradas.

Sacar el alma por la piel.

No hay manera de retractarme

a mi antigua caja de metal.

Encontró alas.

Ligeramente etéreo

Dócil. Frágil.

Estado inevitable.

Si pudiera elegir, lo evitaría.

Sé que la herida puede ser fatal.

Se ha gestado desde hace tiempo.

Diez candados para mi alma.

Cien llaves en su sonrisa.

Se abre una y otra vez.

Entonces.

Dejar que que su presencia me incendie.

Y evitarlo no tiene caso.

Pienso en ti.

Lo que siento frente a ti.

Todo un mundo.

Tan sensorial en pequeños gestos.

Acompaño en silencio tu tibieza.

Otros tiempos,

maravillas vividas, paisajes, historias,

efímero pasado, intenso presente.

Todo en este fatuo instante,

frente a frente.

3 comentarios:

JESUS y ENCARNA dijo...

que dificil olvidar Gabriela cuando se ama tanto...
Preciosas palabras.
Petonets
Encarna

RAÚL dijo...

cuando el alma se hincha la piel se estremece, todos los instantes salen por los poros y quedan flotando, en el aire, para olerlos, acariciarlos...
precioso texto!!

tequila dijo...

me ha impresionado...
es precioso , precioso y perfecto
un besazo