lunes, 25 de mayo de 2009

Una serie de gentilezas




No podemos determinar el momento concreto en que nace la amistad.
Como al
llenar un recipiente gota a gota,
hay una gota final que lo hace desbordarse,
del
mismo modo,
en una serie de gentilezas hay una final que acelera
los latidos del
corazón.

Fahrenheit 451
Ray Bradbury

Ese momento sutil,
imperceptible,
abrir la puerta en el otro
o dejar que él llegue a nosotros.
Confiar.

1 comentario:

GINEBRA dijo...

Es una buena forma de narrar lo que podrían ser las relaciones humanas.
He oído hablar de Fahrenheit 451 y bastante bien. Besos