sábado, 9 de mayo de 2009


Vuelvo del torbellino,
y la vorágine que la rutina cotidiana me provoca,
cansada, y muchas veces desbastada...
Es hostíl, y siento que a veces es demasiado,
que voy a rendirme,
y llego a vos
a tu abrazo siempre reparador,
inmenso,
me siento como una niña,
que nada la tuviera que preocupar,
descanso en ti
Y siento que tu corazon es un lecho tibio,
cómodo.
Siempre estás.
Con tu sonrisa inconfundible,
y tu mirada clara.

Tu abrazo que es como mi hogar.



4 comentarios:

Condevolney dijo...

Mientras te quede la palabra reposaré en tus versos restauradores, es un alivio volver a tu casa y encontrarla llena de flores, de amor y de paz, creo que yo últimamente me he quedado colgado en la vorágine cotidiana y ese veneno me ha enterrado en vida, aunque no pierdo la esperanza de encontrar esa sonrisa inconfundible de nuevo, ahora solo soy un guerrero sin guerra, un suicida en el cuarto oscuro y acolchado del Psiquiátrico que es mi alma.

Recibe un fuerte abrazo desde el helado infierno de mi farolera alma.

JESUS y ENCARNA dijo...

cansada, y muchas veces desbastada así me siento yo muchas más veces de las que quisiera....
Muakis
Encarna

anitta dijo...

pero que bueno es tener un lugar donde refugiarse en momentos asi
un beso grande

RAÚL dijo...

"la felicidad es un arma caliente"... qué pedazo de canción! me encanta. también la versión de las breeders... uhm... interesante versus!