lunes, 23 de agosto de 2010

Grises

Pinceladas de gris oscuro
esta tarde en este cielo invernal, más que ayer,
esta conocida melancolía me acompaña.
Sigue siendo plácido este sentimiento para mi.
No me apena, esa fragancia añorada,
parte de mi es la historia que te trae,
siempre, entre mis pequeñeces.
En mis recurrentes silencios estás.

Tu color, es este gris en mi.
Querido.
Siempre.
Esta tarde...como mis ojos.

(Late rojo igual mi corazón)

 
 

5 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

La melancolía tiene ese doble efecto de sufrir y gozar con el recuerdo.
Cada vez me afecta menos.
No sé si es bueno o malo. Veremos.

Besos.

raúl dijo...

gris brillante, diría yo, brillante como el verso que te inspira el invierno argentino.

Mararía dijo...

Me encanta, aunque transmite tanta melancolía que prefiero no meterme en el texto (aunque me meta).

DANI dijo...

Maravillosa manera de gozar y sufrir. Pero mejor en color, el gris siempre me acaba cansando.

Besos emocionantes

GINEBRA dijo...

Estoy de acuerdo con Dani, el gris, a la larga es "cansino"... Bueno,ya queda menos para que ahí empiece la primavera, el color y su fragancia lo inunda todo y te llenarás de ella, ya verás.
Un beso enorme.