lunes, 19 de mayo de 2008


Ciudades…

Siempre que la ciudad llora salgo a caminar, barrida por el cielo, me regocija la sonoridad, el movimiento del aguase acompasa en las calles y a través de los árboles corre ágil, trayendo consigo del cielo el perfume límpido que despeja las fosas y el alma…

Rebota sobre las veredas y cabezas tintinea deliciosa. El bullicio no puede acallar su voz, no tiene caso, huir, ella baña a todos, de arriba hacia abajo, y al revés entra entre mis zapatos y conecto con el riguroso frío. Me despierto a la verdad de mis sentidos agradecida por la conciencia de la fiesta y si el viento baila las gotas mejor.

Claroscuros contrastantes en la ciudad, el profundo cielo borravino tormentoso del crepúsculo, contrarresta con pálido y monótono gris de la urbe, se recorta como una pintura surrealista. Distancias desmesuradas. El mundo real y el mío. Camino entre la gente me diluyo, me mezclo, desaparecer en la masa, en la totalidad, despersonalizada comenzar a ser parte del todo mundano, no tanto cielo. Permanecer en la tierra, me cuesta tanto….

Cuanto más fácil es el cielo que el ciclo cotidiano, pero el contacto me enseña en profundidad, hasta el alma. Poder general vínculos sin poseer a quienes generan. Pertenecer libremente. Las imágenes en secuencia me refieren sensaciones deliciosas, y el balance va a más.

6 comentarios:

JESUS y ENCARNA dijo...

Hermosa lluvia regeneradora. Hermoso escrito para este dia
Besicos
Encarna

RAÚL dijo...

precioso, ya lo creo. intervienen todos los sentidos al leer. un lujo!

anitta dijo...

gabriela siempre es genial pasar por aqui y leerte ,
despeja las fosas y el alma..eso puedo sentirlo perfectamente

la foto es genial ,es tuya?es para saber donde es, me encanta.


un beso

Sirena Varada dijo...

Vine, leí y me refresqué con este cálido y sugerente paseo bajo la lluvia.
"y si el viento baiala las gotas mejor"..., sín duda.

Un saludo

without-unplugged dijo...

Sentir la lluvia, su olor, su color y abrir se a todos los sentidos...Precioso!!!

Espectadora dijo...

La lluvia limpia las ciudades y las almas de los que las habitan.
Me encanta, tienes el don de la descripción en profundidad.
Bello escrito!
Besicos