viernes, 30 de mayo de 2008

Hacia rato que habíamos quedado en encontrarnos, tomar un café.

Pero cada vez que nos veíamos tomábamos otra cosa.

Aire, aroma, mate.

Así, dilatamos meses el café.

Pero una tarde, me invitó a sentarnos y tomarnos juntos aquel café.

Así fue.

Y sentada frente a él, escuche, su voz, como si fuera la primera vez.

Miré sus ojos, verdes como pastizales, y un brillo de rocío.

Observé sus manos, mientras dibujaba y desdibujaba formas,

como comillas, en trazos, curvos, en tinta roja.

Cuantas veces uno frente a otro ve cosas diferentes, cuando hay capacidad para ver,

o para observar .

La diferencia es notable.

Esa tarde, lo descubrí de nuevo, pienso en ese café, revelador, esbozo tiernamente una sonrisa en su honor.

Cuanto misterio, encierran los amigos, cuanto.

Y en que pequeños detalles los descubrimos queridos, necesarios.

Tan sólo un gesto.

Un café, y la compañía de la palabra, sin tema, sin verso,

con la libertad de sentarse, mirarse y sonreír.

Verse en las manos sutil tesoro.

9 comentarios:

RAÚL dijo...

y qué arte el tuyo para atrapar el momento en palabras!! :)

Ginebra dijo...

Gabriela, precioso, como siempre. Estoy de acuerdo con Raúl. La música de entrada, perfecta.
Es un placer venir por estos lugares.... no te quedes nunca "sin palabras".
Besos

JESUS y ENCARNA dijo...

que descriptivas e intimas palabras. Precioso
Besicos
Encarna

anitta dijo...

que bonito

que bien transmitir asi las cosas para que los demas podamos recordar nuestras propias tardes de cafe

un besazo

JESUS y ENCARNA dijo...

Buenas noches anitta.(Por aqui ya se ha puesto el sol)
Que buena reflexion nos invitas, es verdad, esos momentos son necesarios.
Con cafe, o con lo que sea....
Besos llenos de buenos gestos descriptivos.
Jesus

without-unplugged dijo...

Siempre me emocionas.

La foto de la cabecera del blog, es nueva...¿la has hecho tu? Es muy bonita y transmite calma!

Besos.

Gabriela dijo...

Si la foto es de un árbol en mi casa, es un ginkgo biloba, es realmente bellísimo mientras otoña.

Gracias por los comentarios, me gusta atesorar las vivencias con palabras.

Un gran abrazo.

tequila dijo...

preciosas tus palabras sobre la amistad.
besos

Espectadora dijo...

Preciso y precioso instante de amistad. Es un placer venir a tu casa.
Besicos