lunes, 26 de mayo de 2008


Libelo.

¿Qué otra cosa precisa un hombre sino un pedazo de mar, un barco con el nombre de su amiga y una lineas y un anzuelo para pescar?
Y en tanto pesca y mientras espera ¿que más necesita un hombre, sino sus manos, una para la caña, otra en el mentón, que para él supone poder perderse en el infinito, una botella de cachaça para suscitar la tristeza y un poco de pensamiento para pensar hasta perderse en el mismo infinito?...

-Mas el mar ha sido apresado por las corrientes
¡y es necesario luchar por él!
¿Qué mas necesita un hombre sino un pedazo de tierra -un pedazo bien verde de tierra- y una casa, no muy grande blanquita, con huerta y un modesto pomar y un jardín -un jardín es importante- cargado de flores olorosas?
Y en tanto vive, mientras espera, ¿qué más precisa un hombre sino sus manos para agitar la tierra y arañar unos acordes a la guitarra cuando la noche recibe luz de luna, y una botella de whisky para suscitar el misterio, que en casa sin misterio no vale la pena vivir?...

-Mas la tierra fue esclavizada
¡y es necesario luchar por ella!

¿Que necesita un hombre sino un amigo que le guste, un amigo derecho, muy simple, de esos que ni siquiera necesitan hablar -basta mirarse-, uno de esos que no de excesiva bola a la amistad, un amigo para la paz y la guerra, un amigo de casa y de bar?
Y en tanto va tirando, mientras espera, ¿que más necesita un hombre sino sus manos para apretar las de su amigo despues de las ausencias, asi como para palmear la espalda del amigo, y para discutir con el amigo y para servir bebidas al amigo?

-Más el amigo fue escarnecido
¡y es necesario luchar por él!

¿Qué mas necesita una hombre sino una mujer para amar, una mujer con dos senos y un vientre y una cierta expresión singular?
Y en tanto va tirando, mientras espera, qué más precisa un hombre sino un cariño de mujer cuando la tristeza lo abate o el desatino lo carga en sus olas sin rumbo?
Sí, ¿qué más precisa un hombre sino sus manos y la mujer, las unicas cosas libres que le quedan para luchar por el mar, por la tierra, por el amigo?...

Abril 1960. Vinicius de Moraes.

9 comentarios:

anitta dijo...

Hay hombres que luchan un dia y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años y son muy buenos. Pero hay los que luchan toda la vida: esos son los imprescindibles

bertolt brecht.

besos
me encanto la foto

RAÚL dijo...

qué maravilla!! no sé si escribe mejor que canta o viceversa. tomar una cachaçita, y ver el mundo girar. con tu amigo, con tu amiga, frente al mar.

Ginebra dijo...

¡Que bonitooooooooooooooooo!!!!Es un texto maravilloso que no conocía. Gracias y mil gracias por acercarlo a mí. Un hombre con amor puede luchar por todo.
Me has emocionado!!!!!.es lo más bonito que he leído hoy (aquí son las diez de la mañana) y estoy completamente segura que será lo más bonito que leeré en todo el día, cuando venga la noche.
Besos

JESUS y ENCARNA dijo...

Que cosa más linda has puesto, Gabriela, de Vinicius solo conocía la música, no sabia que era capaz de escribir de esta manera.
Que mas necesito decirte???
Ah si,, BESICOS
Encarna

M. dijo...

Todo esto no es poco, sino mucho más que lo que tendremos muchos.

tequila dijo...

es precioso, gran poeta.
besos

LUCIA-M dijo...

Que bonito me encanto y pienso lo mismo que M.
un besito.

Gabriela dijo...

Gracias!
Me alegro que les gustara.

Hay cosas que conservan tanta vigencia; la lucha pareciera ser una de ellas.
Luchar por la tierra, el trabajo, los chicos, la libertad, que a veces los artistas son los que más sotiene las banderas.
Un abrazo

* Sine die * dijo...

Qué maravilla, Gabriela!!!!....ufff! qué maravilla...