viernes, 16 de octubre de 2009

Deliciosa curiosidad musical!!








2 comentarios:

raúl dijo...

está claro que los dos instrumentos se entienden perfectamente, como pasa casi siempre cuando se habla el lenguaje de la música. me encanta el sonido del hang, tan marimbero.

GINEBRA dijo...

Pues está muy bien esa "curiosidad musical", estoy de acuerdo con Raúl (que de música entiende un rato largo) los instrumentos hablan su propio lenguaje. Besos a ambos.