miércoles, 28 de octubre de 2009





Te vas viendo mientras caminas...
hay días que los pasos cancinos,
parecen no avanzar,
y piensas que algo anda mal,
y cuestionas todo,
y dudas.
Y tratando de despejarte
levantas la cabeza y ahí esta el sol,
como ayer.

Y vuelves la marcha,
buscas retomar el paso...
y es eso nada más.
Vuelves a andar.

Con sol, tormentas y rayos...
Todo esta ahi, en tí.

Y simplemente
es tu voluntad!




2 comentarios:

raúl dijo...

las certezas, como saber que levantando la cabeza encontraremos el sol, son lo que da firmeza a nuestros pasos.

TORO SALVAJE dijo...

Si, la voluntad de andar es nuestra, el problema es ¿para qué?

Besos.