domingo, 10 de febrero de 2008

Dolor fragante


Dejó su aroma impregnado en el ambiente, esa frescura climática, desbordante, casi frugal.

Vi su destrozo, su dolor, casi sólido. Cómo decir que si, cómo pensar que algo puede transmitirse a través de la palabra, cuando duele la piel, sólo como contenedor de lo intangible.

El dolor del alma, que dejó de ser amor.

No hay experiencias que puedan transmitirse.

Ver, sólo escuchar, y revivir tal vez en la piel de antaño, el propio; que se templó lentamente con los años, capa sobre capa. Cuanto se pierde uno por temor.

Esperando que no vuelva a ocurrir. Que error, ir ya barruntando, carente de ingenuidad, alertas. Esperando siempre el puñal.

Ella lo abrió de par en par, tomo el corazón , que él creyó ofrenda, ni siquiera lo miro, salió, y lo dejó sólo, con una profunda herida, inmovilizado. Ligeramente muerto. Así tal vez, lo veríamos por días. Perdiendo poco a poco el brillo; habituándose a convivir con el vacío. Y a su alrededor, su olor…

Era su herida, emergía de ella la fragancia sublime del dolor, y yo que sabía, me dejaba subyugar, peor que una maldita, disfrutándola. Casi avergonzada por el placer que sentía a expensas de ese hondo dolor, que extraño, es el animal humano, cómo podía disfrutar de su aroma…conociendo su origen. Mezclado con sangre y lágrimas. Mi lado oscuro, el bestial, y sanguinario; con placer. Será que uno mismo olió así? La remembranza casi macabra, la excitación sadomasoquista de las entrañas del alma. Nunca más se vuelve a sentir así, tal vez por eso tan intenso.

Y sinceramente, mejor no tener vergüenza, la verdad es cruel, lo sé, tal vez él no, todavía, y un par de días más, un par de heridas más y nos habremos igualado, seguramente después; extrañaré su fragante dolor, y su actitud.

Más, al otro lado de la calle, alguien más comienza a sangrar, y será cierto que Dios, le puso el corazón al hombre para burlarse del mundo…

4 comentarios:

M. dijo...

"Dios le puso el corazón al hombre para burlarse del mundo"

Vaya.

Genial frase.

Escribes muy bien.

Anónimo dijo...

Gracias...pero es una letra de canción, esa frase...de Sergio Pángaro...No se si es su autor, pero pareciera a veces, por el sinsentido de algunas heridas....

M. dijo...

De todas formas me gusta mucho tu forma de expresarte y escribir.

Un beso.

Me queda la palabra. dijo...

Gracias,
es un placer
visitarte cada noche..