jueves, 14 de febrero de 2008


Pieles.

Pieles con la hierba que baila el viento sobre la arena,

Con la espuma que llega y se desvanece efímera

Pieles con la rusticidad del verbo,

Cuanto verso,

Cuanta palabra sembrada en las costas,

Historias de encuentros y despedidas,

Todo, sutil, y enmarañado,

La misma trama, de la misma falda…

No es mía, no tuya, alguien más la tiene,

Y la poseen. No es libre, sino por tu palabra,

Tus ojos, que liberan todo, en su brillo vital!

en el fuego.

2 comentarios:

M. dijo...

Se puede poseer solo con la palabra. Se liberar y eclipsar toda luz con el arder de unos ojos.

Pero sabes lo triste de esto. Lo triste es que todo lo que arde, se consume y se apaga.

Besos.

Me queda la palabra. dijo...

ES cierto, tan breve,
y efímero...

Mas besos